Lo que he aprendido

Por: Admon | marzo 5, 2013 | 0 Comentarios;

Mariel.

El voluntariado me ha dejado mucho:

A excepción de todo lo que es la inteligencia emocional, la cual era algo nuevo para mí cuando nos capacitaron, más que adquirir aprendizajes teóricos, creo que he adquirido aprendizajes significativos, porque en diferentes materias siempre tenía presente lo que me había sucedido en el hospital y de esta manera podía relacionarlo y engancharlo con algo más conocido para mí. Recuerdo muchas ocasiones en las que por ejemplo en las clases de Técnicas de entrevista, Psicología Educativa o Intervención Educativa, compartí ejemplos sobre situaciones que habían ocurrido durante intervenciones al igual que varios de mis compañeros, como el hecho de que hubiéramos utilizado un cambio de estímulo para que X niño dejara de llorar, o habíamos aplicado el reflejo de contenido o de sentimientos mientras hablamos con un niño o con uno de sus familiares.

A nivel práctico, pienso que he desarrollado muchas habilidades que antes no tenía, por ejemplo, a mi me costaba mucho trabajo acercarme a personas desconocidas y hablarles, pero en el paso de este último año me he sentido más cómoda haciéndolo, hasta el hecho de traspasarlo a otros situaciones de mi vida en la que es necesario hacerlo, otra cosa que he desarrollado es la creatividad, puesto que yo no me considero una persona muy creativa, pero gracias a que he tenido que trabajar mucho por el proyecto junto con mis compañeros, hemos sacado resultados interesantes, además me ha ayudado tener que trabajar con diversos materiales con los niños y adecuarlos para lograr lo que ellos desean en su momento. Otra cosa que he desarrollado es la capacidad de improvisación, por ejemplo cuando cuento los cuentos ya que cada uno es diferente y nunca sabes a lo que te vas a enfrentar.

Estas mismas prácticas de habilidades han hecho que yo crezca como persona, me ha ayudado a sentirme más segura de mi misma, a poder relacionarme con otras personas, en el caso de la improvisación a perder el miedo a equivocarme, también soy más proactiva, ya no espero a que los demás me digan que hacer, sino que propongo, doy ideas y trabajo sobre lo que los demás aportan. He notado que me siento más feliz, porque me siento útil, siento que le estoy aportando algo a los demás, aparte de que ahora tengo un grupo de pertenencia muy importante que es único y el cual considero como una familia, creo que eso es importante porque de esta forma podemos recibir apoyo y dar apoyo a los demás, que nunca está de más. Cada vez que me toca ir al hospital, recargo pilas para toda la semana. Es mi píldora de la felicidad, no necesito drogas, ni alcohol, sólo hacer lo que me gusta, que es esto.

Finalmente quisiera decir que otro aprendizaje que me ha dejado es el de entregarme, comprometerme, dar todo de mí, porque al final de cuentas el sólo hecho de ver la sonrisa de una persona a la que le has brindado tu ayuda es la mayor recompensa que se puede recibir.

...

...

Publica tu opinión