Impacto en Estudiantes

Por: Admon | febrero 2, 2013 | 1 Comentario;

Los Facilitadores que participan en el proyecto, se dan a la tarea de trabajar en conjunto para que a través de la realización de diversas actividades lúdicas, promuevan la enseñanza y ejercicio de las habilidades que conforman la Inteligencia Emocional.

Los Facilitadores que aquí colaboran son en su mayoría estudiantes universitarios, actualmente de la Facultad de Psicología de la U.A.D.Y. Son personas comprometidas e involucradas, dispuestas a brindar su tiempo y habilidades para apoyar a los niños; recibiendo a cambio sonrisas y un sinfín de aprendizajes.

Dichos aprendizajes varían en función de cada voluntario, sin embargo, dada la naturaleza de nuestro trabajo, viven experiencias que les dejan aprendizajes significativos, únicos e irrepetibles, que provocan cambios para mejorar y enriquecer su persona.

Mientras son Cazasonrisas llevan a cabo diversas actividades que implican un constante intercambio de opiniones y puntos de vista muy variados acerca del modo de ver las cosas y la vida en general.

Un estudiante Cazasonrisas aporta a socialmente en todo momento, mientras adquiere habilidades profesionales, tiene la oportunidad de contribuir en la solución de un problema social y se desarrolla la conciencia social y personal que en el futuro le permitirá satisfacer las necesidades que la sociedad le demandará como profesional.

¿Cuáles son los beneficios para los estudiantes?

Aprendizajes Teóricos

En Caza Sonrisas un estudiante atraviesa por un riguroso proceso de capacitación que lo prepara para enfrentarse al contexto hospitalario y para detectar y aprender a solventar las necesidades de un niño hospitalizado. A través del sistema de formación profesional Caza Sonrisas aprende cómo identificar y manejar las propias emociones y transmitir ese conocimiento a otros.

“Me ha servido para aprender sobre el concepto de Inteligencia Emocional, emplearlos en el hospital con los niños y al mismo tiempo conmigo mismo, con mi familia y con mis amigos”

Aprendizaje práctico

Habilidades organizacionales: estructuración de tiempos y horarios para realizar sus diversas actividades como voluntarios, además de entrenamiento en habilidades de logística dentro de una organización y como parte de un equipo de trabajo. Por ejemplo, algunos facilitadores comentan “Soy más organizado en varios aspectos, entre ellos, en los horarios”, “ahora conozco procesos como son la difusión, la selección y capacitación, entre otros, que sirven para la construcción de un proyecto como el nuestro”, “Organizar, planear, ser parte de un equipo de trabajo”.

Adaptación: la capacidad de los voluntarios para adaptarse y modificar su comportamientos de acuerdo a la situación. Estos son algunos de los comentarios “He aprendido a ser más creativo”, “Aprendí a perderle el miedo a equivocarme, a adaptarme a las circunstancias y al momento, pero sobre todo al niño y sus necesidades”.

Habilidades Sociales: son destrezas que adquiere el voluntario en su interacción con otras personas dentro del hospital (niños, padres, personal hospitalario) y en sus interacciones con el grupo de trabajo. Estos son algunos comentarios “Le he perdido el miedo a los niños, a sus familiares, a los desconocidos, he mejorado mi forma de relacionarme con las personas”, “a realizar trabajo en equipo, entenderme con diferentes perspectivas”.

Aprendizaje Personal

La experiencia en Caza Sonrisas ayuda a los estudiantes a desarrollarse humanamente: Desarrollan empatía, conocimiento de sí mismos, crecimiento personal, apertura a lo nuevo, adquieren motivación y compromiso.

Empatía: Percibir y entender las situaciones, emociones o ideología de otras personas (niños, padres, compañeros, etc.)
“Me he vuelto más perceptivo a las emociones de los niños, de los familiares y de las personas que me rodean”, “Entiendo que el niño pueda sentir pena o quizás en ese momento no quiera hablar”

Conocimiento de sí mismo: reconocimiento de habilidades y aptitudes personales que antes no eran percibidas por el individuo.
“Me enseñó a que algunas veces me subestimo demasiado y que puedo lograr cosas impresionantes de las que no me creía capaz”

Crecimiento personal: actitudes individuales de mayor seguridad, conciencia y optimismo, con uno mismo y con el entorno.
“Me siento más seguro conmigo mismo, soy mas proactivo, soy más consciente de mi cuidado personal e higiene”, “Me ayuda en lo personal con mis familiares y amigos”, “A vencer temores y barreras”, “A disfrutar más la vida, a ser mas consciente de que los cambios ocurren en un instante”, “A tener una actitud optimista ante la vida y sus retos”

Motivación: aquellos estímulos ya sean internos o externos que motivan al voluntario a conseguir el logro de una meta.
“Los niños del hospital me alegran el día”, “Ir al hospital es como mi píldora de la felicidad”, “La sonrisas de los niños me hace sentir animado a continuar haciendo lo que hago”

Compromiso: actitud de empeño y entrega dirigida hacia el logro de una meta.
“Aprendí a dar lo mejor de mí, estar siempre al cien en todo momento con cada niño”, “Trato de dar al niño todo mi empeño en unas horas y el me retribuye mucho más de lo que puedo expresar con palabras”

...

...

Publica tu opinión